Vida

El reto 2016

IMG_0644

¡Se nos fue enero!. No se si es mi imaginación, pero cada año que pasa, cada mes, cada día siento que se va en un abrir y cerrar de ojos, dejando solo recuerdos, experiencias y aprendizajes. Se fue el primer mes del año.

Para mi siempre ha sido enero el mes de la planeación,  donde plasmo mis propósitos de año nuevo, donde empiezo con todas las ganas del mundo a modificar mis hábitos y hacer muchas reflexiones. Muchos los puedo cumplir, pero te soy sincera en otros me quedo a la mitad del camino y en algunos casos ni siquiera los empiezo, ¿te pasa lo mismo?.

IMG_0440ºº

¿Por qué reto 2016?. Un propósito es la intención o el ánimo de hacer o dejar de hacer algo, mientras que reto es es una invitación al duelo, una provocación o un desafío, es decir,  algo mucho más atractivo, más emocionante y por lo tanto más probable de  cumplirse.

Este año, no hice mi típica lista de propósitos, ahora hice mi lista de retos, porque me he dado cuenta que a veces la vida nos envuelve en las ocupaciones diarias y dejamos de lado lo más importante. El gran reto es diferenciar las prioridades de las banalidades, para en base a ello tomar las decisiones, no dejar priorizar lo superficial, dejando de lado lo verdadero importante de la vida. Te comparto mi reto y espero hagas el tuyo.

IMG_0645

1.- El reto no es visitar más a mi familia: El reto es estar presente, compartir momentos de calidad, crear memorias y aceptar y estar consciente que es la familia el pilar que siempre va a sostenernos como sociedad, por lo tanto hay que cuidarla.

2.- El reto no es adelgazar: El reto es cuidar de mi cuerpo, alimentarlo, nutrirlo y ejercitarlo, teniendo siempre presente que es lo que me sostiene, es lo que me mueve y me permite vivir y realizarme día a día. Estar consciente que los años no perdonan y si no hay buen mantenimiento se deteriora, es valorar que yo soy la única responsable de cuidar de mi.

3.- El reto no es gastar menos: El reto es tener la capacidad de administrar los recursos con los que cuento y estar consciente que son la herramienta para cumplir mis metas, para vivir día a día. Es saber diferenciar que el dinero no es el fin sino el medio para lograr muchos de mis sueños, así que el reto es mantener una actitud y mentalidad de abundancia y prosperidad, tener la capacidad y voluntad de agradecer, compartir, prever e incrementar lo que ya poseo.

4.- El reto no es tener un mejor trabajo: El reto es agradecer por mi trabajo, y  desarrollar mi máximo potencial, dar lo mejor de mi para mejorar mi entorno, es poder desenvolverme en un lugar donde esté consciente que estoy contribuyendo a lograr y cumplir con lo que vine a hacer en este mundo, mi verdadera misión.

5.- El reto no es viajar mucho: El reto es disfrutar los paisajes de enfrente, los lugares a los que de momento pueda tener acceso, por más lujoso o austero que esté un lugar, el reto es encotrale su encanto.

6.- El reto no es buscar nuevas formas de divertirme. El reto es recordar y encontrar que es lo que realmente disfruto y darme el tiempo para  hacerlo.

7.- El reto no es usar más las redes sociales: El reto es valorar mis redes sociales, no solo virtuales si no también presenciales, es decir, dedicarles tiempo de calidad, haciendo uso de la tecnología para no perder contacto y estar  presente con quienes  realmente me necesitan. Es crear memorias y valorar la presencia de quienes están en mi vida, y agradecer por lo que dejaron a quienes se van. 

8.- El reto no es ir más a la iglesia. El reto es estar cerca de Dios en todo momento, tenerlo conmigo siempre, confiar, soltarle y entregarme a él. El verdadero reto, no es pedirle más, es agradecerle por lo que tengo, por las experiencias, los logros, errores  y por todos los momentos  y circunstancias que me han formado y convertido en la mujer que soy.

9.- El reto no es soñar con un mundo mejor: El reto es hacer mi mundo mejor, no es querer que las cosas sucedan, sino hacer que las cosas sucedan. Es dar lo mejor de mi donde quiera que esté, en cada palabra, en cada escrito, en cada acción. 

10.- El reto no es ser la mejor esposa, la mejor madre, la mejor hermana, la mejor amiga: El reto es imitar lo mejor de mi esposo y también hacer  lo que me gustaría que mi esposo hiciera, aun así respetando su individualidad y aceptándolo como es.  El reto es ser la mujer que me gustaría que mi hija fuera y aun así dejar que ella viva su propia vida. El reto es, comportarme con mi madre como quiero que se comporte mi hija conmigo,  ser con mis hermanas como quiero que sean conmigo, ser la amiga que quiero que mis amigas sean, el reto es ser la mujer que aspiro ser.

Ya se fue enero, ¿Cuál es tu reto?.

IMG_0634.jpg

 

IMG_0635

Vida

¿A qué le das valor?#DaleValor a tu vida.

  
En días pasados, tuve la oportunidad de platicar con mujeres jóvenes muy valiosas, que tienen el interés de mejorar su entorno, a través de la política. Me dio muchísimo gusto verme reflejada cuando tenía 20 años, y compartir con ellas la inquietud de dejar huella de la buena en este mundo.

Me invitaron a platicar un poco de mi experiencia en estos 8 años que llevo dentro de la política, o lo que yo le llamo, nadar entre tiburones. Pero más que hablar de política, preferí hablar de la vida y de los retos que como jóvenes nos enfrentamos en todos los ámbitos. Les hice a todas la siguiente  pregunta y también te la hago a ti, ¿sabes qué es lo que quieres ser y hacer en la vida?… Lo hice, porque se que muchas personas no tienen la menor idea y viven su vida al día, conforme esta las va llevando. Me dio mucho gusto ver jóvenes decididas porque todas me compartieron sus sueños, sus aspiraciones que es lo que quieren hacer y que es lo que están haciendo para lograrlo, y creo que es una característica de las personas que somos conscientes de vivir y realmente nos enfocamos en hacerlo plenamente.


Para mí, los 20´s y 30´s es la etapa más importante de mi vida, pues es donde he tomado las decisiones que impactarán en la vida que quiero llevar. Al día de hoy a mis 28, me siento satisfecha, pues aun las decisiones que en su momento pensé pudieron haber sido un error, son las que me ayudaron a ser quien hoy soy. Así que no fueron errores, fueron lecciones aprendidas. Espero que mis 30´s así como han sido mis 20´s, sean la etapa de ver cristalizados muchos de mis sueños. Por ello creo importante poder hacer un buen balance a lo que realmente le doy valor. Es como planear un viaje (la vida), y antes de ir al viaje, tengo que buscar y definir las características del destino y el camino que me gustaría recorrer. Para ello necesito planear, definir una ruta (mis metas), preparar muy bien mi maleta (mi preparación y experiencia), llevarme un mapa (herramientas para cumplir mis metas), y de preferencia siempre una buena brújula (mis principios y valores) para nunca perderme. Definir a quién quiero de acompañantes y a quiénes me gustaría nada más que estuvieran de paso.

Y te preguntarás ¿Por qué planear, si es más divertido que la vida me sorprenda?. Estoy de acuerdo que no todo lo puedo controlar y que el destino y la vida dan vueltas a veces no planeadas, algunas veces positivas y otras no tanto. Pero al menos estoy haciendo mi tarea de una forma consciente de decidir sobre mi destino, y cuando la vida me desvíe de mis objetivos, al menos tengo una ruta trazada, y es mucho más fácil retomar y hacer lo que realmente me hace feliz.

No siempre vamos a poder llegar a donde deseamos y muchas veces hasta vamos a cambiar de opinión y querer cambiar el destino, pero es muy importante valorar lo que tienes y lo que quieres. Así como las cosas cambian, también lo hacemos las personas, y eso se vale, así que veo la importancia de reinventarse y cuestionarse cada cierto tiempo en la vida; en el ámbito personal, emocional, social, profesional, laboral y económico. Dale valor a tu vida y cuestiónate lo siguiente:

#DaleValor a tu entorno:

¿Cómo quieres que sea el lugar en donde vives?

¿Qué te gustaría que tuviera y qué no?

¿Cuál crees que es su principal problemática y cual su principal solución?

¿Cómo te gustaría que fueran sus gobernantes?

¿Qué estás haciendo para que todo lo anterior suceda?

 #DaleValor a tu salud:

¿Estás consciente que eres una persona privilegiada por el solo hecho de vivir?

¿Qué tanto cuidas de tu cuerpo, de tu mente y de tu alma?

¿De qué alimentas y como ejercitas tu cuerpo, tu mente y tu espíritu?

#DaleValor a quiénes te rodean:

¿De que forma positiva y negativa te impacta el círculo de personas donde te desenvuelves?

¿Qué estás haciendo para impactar de forma positiva y que tu presencia haga felices y mejores personas a quienes te rodean?

#DaleValor a tu esencia:

¿A qué le das prioridad, a tu imagen o a tu esencia (personalidad)?

Es como un producto, que tiene muy bonito empaque y diseño, eso es lo que atrae y vende, pero lo que realmente importa y va a hacer que lo vuelvan a comprar es la calidad del contenido.

¿Qué estás haciendo para cuidar de tu imagen y de tu personalidad?

#DaleValor a tu educación:

¿Qué tanto tiempo le inviertes en superarte y capacitarte para lograr lo que realmente te apasiona?

 #DaleValor a tus recursos:

¿Cuáles son tus herramientas para cumplir tus objetivos?

¿Qué tanto cuidas o despilfarras lo que tienes?

#DaleValor a tu pasado:

¿Qué es lo más te ha marcado para ser quien eres y cuáles son tus mejores experiencias?

#DaleValor a tu presente:

¿Qué estás haciendo hoy para llegar a donde deseas estar mañana y cumplir con tus objetivos?

#DaleValor a tu futuro:

¿Cómo, dónde y con quién te gustaría vivirlo?

#DaleValor a tu vida:

¿Estás consciente que la vida es el mejor regalo que te han dado?

¿Qué tanto la cuidas?

¿Sabes que es tan frágil que no sabes en que momento te la pueden quitar?

¿Estás consciente que no estás aquí por casualidad, que tienes una misión especial y algo muy valioso que hacer en este mundo?

¿Qué estás haciendo para ser feliz y hacer feliz a los demás con tu presencia?

¿Qué huella te gustaría dejar en este mundo y en las personas?
  
A mi me encantaría dejar huella de la buena en este mundo haciendo lo que amo, por lo pronto, seguir dejando huella de la buena en las personas. Te invito a que le des valor a todo lo que te ayude a ser quien realmente quieres ser y lograr lo que deseas tener. #DaleValor a tu VIDA.

Política

Nadando entre tiburones… Mi vida en la política

lealtad3

El mundo laboral en todos los ámbitos,  puede llegar a ser un reto para quienes vamos iniciando con toda la intención de hacer las cosas bien. En cierto modo y en algunas situaciones llega a ser complicado, duro y hostil, especialmente en Política, pues es en ese rubro donde se decide el rumbo del mundo, de un País, de un Estado, de un Municipio. Hay tantos intereses de por medio, que muchas veces parece una lucha de supervivencia, donde domina quien es más fuerte, y obviamente quien tiene más poder.

Quien ha estado en política, no podrá negar que es uno de los trabajos más emocionantes, pero a su vez de los más delicados. Es un área de oportunidad para ayudar a quién más lo necesite,  de plasmar y hacer realidad los sueños de mejorar el entorno, pero también es una oportunidad para llenarse y enfermarse de poder (Síndrome de Hubris), de generar ambición mal encausada.

En lo personal, la política realmente me apasiona. Desde niña, siempre me gustó todo lo relacionado al tema, lo saqué de mi papá. Mientras otras niñas presumían como bailaban o cantaban, mi “gracia” era decir las capitales del mundo, y los presidentes de sus países. Veía noticias, mi época favorita eran las campañas políticas. Mi pasión  empezó desde muy  chiquita, siempre soñaba con hacer carrera política. Era impresionante como disfrutaba escuchar discursos, promesas de campaña, propuestas.  Así  que cuando tuve la oportunidad, entré a este mundo…

IMG_6009

He tenido la fortuna de trabajar de cerca con quienes toman decisiones, donde se ve  lo bueno, lo malo, los aciertos y desaciertos. He tenido la oportunidad de observar, escuchar y aprender. Crear mis propios criterios, crear mi propio librito, porque aunque parezca que las  reglas ya escritas funcionan siempre, cada situación en política es diferente, y cada reacción debe de ser diferente.

¿Por qué nadando entre tiburones ?

  1.  Los Tiburones son sobrevivientes no confían unos en los otros para sobrevivir. /Entre políticos pasa lo mismo.
  2. Los tiburones tienen increíbles capacidades adaptativas . /Los políticos se adaptan perfectamente a cualquier situación, sobre todo cuando se trata de tener el poder.
  3. Los tiburones no son solo comedores despiadados: Estudios muestran que los tiburones son criaturas muy inteligentes. Tienen la habilidad de resolver problemas. También son muy curiosos con los elementos de su medio ambiente./ También hay políticos buenos.
  4. Los tiburones pueden socializarMientras que la mayoría de los tiburones cazan solos. Se han documentado casa trabajando en equipo para mover grandes presas hacia una locación segura para alimentarse.Se han visto frecuentemente divirtiéndose juntos, lo que muestra una cara completamente nueva de ellos./ En política si se agrupan obtienen mejores resultados.
  5. Los tiburones tienen mala reputación/ Los políticos también.
  6. La piel del tiburón ha sido vital para su supervivencia/ Los políticos necesitan “piel gruesa” para aguantar las críticas y  los golpes de la opinión pública.
  7. Los tiburones son predadores: Son oportunistas cuando se trata de encontrar comida. Ellos incluso de comerían entre ellos si no pudieran encontrar ninguna otra cosa para saciar su apetito./ Cuando se trata de buscar el poder, hay políticos que son capaces de hacer lo que sea.

Como soy una persona muy positiva, está de más contar en mi experiencia lo negativo, lo cruel, lo duro, lo hostil, que es este mundo de la política, además de eso todos los días escuchamos. En esta ocasión quiero compartir lo que considero mi librito, mi guía, mi código de ética. Lo que he aprendido estos 8 años, “nadando entre tiburones” y sobrevivir en el intento, al menos hasta el día de hoy:

IMG_4873

  1. El valor más importante en política es la lealtad,  y debe ser recíproca.

  2. La lealtad hacia una persona, debe de ir alineada a mis principios,  de lo contrario estoy siendo desleal a mi misma y eso no está permitido.

  3. Lo único seguro en política, es que no hay nada seguro.

  4. Los principios, los valores y la ideología política no sólo son necesarios, son indispensables, es el mapa que te guiará en el quehacer político.

  5. En política, no es mejor el que llega más rápido, si no el que aguanta más. Es carrera de resistencia, no de velocidad.

  6. En política como en la vida, cuando te toca ni aunque te quites, y cuando no ni aunque te pongas.

  7. ¿Quieres ganarte enemigos? Cuéntales tus planes y diles que quieres crecer, no faltará quien piense que te estás metiendo en su camino. Debes estar consciente que no a todos les vas a agradar.

  8. Lo que jamás entra en mesa de negociaciones es la dignidad.

  9. Sangre tibia y mente fría. Se requiere siempre de mucha estrategia, de ser calculadora, pero algo muy importante, la intuición casi nunca falla.

  10. En momentos de crisis y derrotas, son oportunidades de crecimiento, quien se mantiene firme se fortalece.

IMG_4766

Y es así como creo que me he podido mantener firme, de pie, con ilusión de querer y poder hacer las cosas bien. De tener paciencia, y poco a poco prepararme. De no querer ser como el político “tiburón”, y a pesar de las circunstancias, mucha veces adversas, querer seguir navegando. Creo que durante este tiempo he preferido ser diferente.

Haciendo una analogía con una de mis películas favoritas de Disney, Buscando a Nemo, me siento precisamente un pez indefenso, nadando entre tiburones. Aun así, elijo lo siguiente:

No quiero ser  tiburón: Pefiero ser como Marlin (Papá de Nemo). Que a pesar de sus miedos, de ser sumamente precavido y sobre protector,  nunca dudó en luchar por recuperar lo más preciado que tiene en la vida, su hijo. A pesar de todas las  adversidades y peligros a los que se enfrentó, nunca desistió. Porque cuando se trata de cumplir un objetivo,  hay que correr riesgos y sobre todo tener la humildad de confiar no sólo en la intuición, sino también en quien nos rodean.

No quiero ser tiburón: Prefiero ser como Dory;  optimista, graciosa, hiperactiva y con un espíritu libre. A ella precisamente lo que se le considera como una limitación (falta de memoria a corto plazo) es lo que la ayuda a sobrevivir. Muchas veces un defecto, se puede convertir en virtud.

No quiero ser tiburón: Prefiero ser como nemo, decidida a explorar, a no tener miedo a lo desconocido, a ser valiente y de vez en cuando irreverente para tener el valor de salir de mi zona de confort, dejando a un lado cualquier limitante.

Estoy en política para contribuir de una forma diferente, creativa, positiva y proactiva. Creo que no es el mejor camino decidir por la arrogancia, la intolerancia, y el abuso de poder. Porque no siempre hace quién más puede, sino quien más quiere. Porque no siempre se trata de fuerza, sino de creatividad, y sobre todo, porque en este mar de posibilidades, creo que ya fue suficiente de  “engordar” o empoderar a los tiburones para que sean los amos y señores, dueños del rumbo de nuestro país. Creo que es tiempo de que cada uno de nosotros, desde nuestras trincheras, con nuestra actitud y buena voluntad,   podemos contribuir y ser ejemplo para mejorar nuestro entorno, pasando de la critica y del miedo, a la acción, con el objetivo de  trabajar por el BIEN COMÚN.

Maternidad

El reto y la aventura de ser mamá, no implica dejar de ser mujer.

sueños

Desde niña, uno de mis más grandes sueños siempre fue ser mamá. Padecer una cardiopatía congénita (Tetralogía de Fallot) aun corregida, siempre fue un riesgo, más no un impedimento para desearlo, planearlo y gracias a Dios, lograrlo. Como cualquier pareja de recién casados, uno de los objetivos principales del matrimonio es la procreación, para nosotros también lo fue. Recuerdo perfectamente que antes de buscar embarazarme, fui a visitar a mi cardiólogo y al plantearle mi interés, su respuesta fue alarmante, me dijo que él no me lo recomendaba porque no sabía como iba reaccionar mi cuerpo, lo escuché y le di las gracias por sus recomendaciones. Al día siguiente fui con mi Ginecólogo y le planteé lo mismo, él me dijo que todo estaba bien, que era una decisión muy personal, que era mi responsabilidad atender a las indicaciones del cardiólogo y mi respuesta fue: “prefiero morir en el intento a negarme la posibilidad de ser mamá”. Al siguiente mes ya estaba en la dulce espera…

1400544_10154858216095066_2612329571160976349_o

Tuve un embarazo muy vigilado, controlado pero sobre todo afortunado, porque a pesar de ser de alto riesgo, viví un embarazo completamente normal. Siempre estuve dentro de los márgenes de mi peso, tallas y peso de la bebé, de pronto sufría bajas de presión que no me alarmaban porque sabía que podía pasar.  Disfruté mi embarazo como si fuera lo último que me iba a pasar en la vida, porque realmente mi vida estaba en riesgo y aun así mi hija fue planeada, deseada y  esperada en todo momento y sobre todo bien recibida. Al final llegó el gran día del parto,  un 16 de julio, cesárea a las 37 semanas para no poner en riesgo mi vida y  Valentina nació completamente sana. Mi mayor temor era que heredara mi cardiopatía, para nuestra fortuna heredó el corazón de papá. Con el apoyo de mi familia y amigas,  principalmente el de mi mamá, mi recuperación fue muy buena y a partir de ahí comenzó la gran aventura de ser mamá. Al principio me impresionaba mucho, porque me parecía algo increíble tener a una personita tan chiquita que salió de mi vientre y además estuviera igualita a mi. Siempre fue una sensación tan bonita, que ahora por fin entiendo cuando dicen todas esas frases de mamá sobre los hijos…

11182149_10155502790580066_616054343686716729_n (1)

Después de esa gran aventura, empezó el gran reto, volver a mi rutina laboral, ahora  como mamá. Además Valentina desde que nació, fue de lactancia materna exclusiva por los primeros 5 meses y a partir ahí hasta los 8 meses combinado con alimentos y leche de fórmula. Al regresar a trabajar me las ingeniaba para que ella tuviera su toma a tiempo. Coincidió que cuando regresé a mi oficina empezó el período electoral y una de mis grandes pasiones, las campañas políticas. Cuando trabajas en un Partido Político como en mi caso, esa es la temporada más alta de trabajo y aquí en Sonora ocurre cada 3 años. Tuve que ingeniármelas para poder seguir en mi vida laboral ya con mi bebé. Al principio fue complicado pero en todo momento conté con el apoyo de mi familia, principalmente de mi esposo y mi mamá. Hasta que un día de trabajo muy pesado todo se complicó… mi mamá habló conmigo, pues era quien me ayudaba con mi hija. Me sugirió que dejara el trabajo, que me quedara en casa para atender de mi hija como en su momento ella lo hizo con nosotros, pues  así yo iba a estar más tranquila y feliz, fue entonces cuando le pregunté lo siguiente:

  • ¿Tengo que abandonar mis sueños al convertirme en  mamá?
  • ¿No hay forma de poder hacer un balance en la vida para ser mamá y también la mujer que aspiro ser profesionalmente?
  • ¿Cómo le digo a mi hija que vaya por sus sueños, si yo no tengo el valor de ir por los míos? 
  • Hoy que tengo la oportunidad de crecer y aprender en algo que me apasiona, ¿La dejo pasar?

Su respuesta fue muy noble, corta y clara :” Te voy a apoyar con todo” Y para mi sorpresa, mi marido hizo lo mismo.

A partir de ese momento los siguientes meses fui mamá, esposa, hermana, hija, amiga y empleada  sin horarios, sin vida normal. Pero aun así me las ingeniaba para dar calidad de tiempo, porque el trabajo me impedía dar cantidad. Llegó el día de las elecciones y los resultados no fueron los esperados. Fue muy duro, incluso puedo decir que a pesar de que no conocí la depresión post parto, si conocí la “depresión post campaña”, (pero ese es tema de otro post). Al terminar el proceso  regresé a  establecer de nuevo una rutina familiar y  a pesar da haber estado tan involucrada en el trabajo, nunca dejé de pensar e investigar en como ser buena mamá. Leo libros, artículos, escucho conferencias, canciones, poemas y todo lo que me ayude a entender y definir como hacerlo, pero sobre todo la vida diaria al lado de Valentina es lo que más me ha enseñado de ella, de mí, de la maternidad y de la vida misma.  Al final de cuentas, no estoy segura de saber como hacerlo, ni siquiera si  lo estoy haciendo bien,  pero con todo mi amor hago el intento. Después de reflexionar y vivir el mejor año de mi vida al lado de una gran compañera de apenas 1 año 2 meses, este aprendizaje puedo resumirlo en el siguiente decálogo y te lo quiero compartir:

MyShape1 (1)

  1. Mi hija es el mejor regalo que la vida me dio, con el objetivo de cuidarla, protegerla y guiarla en esta gran aventura.
  2. No hay un manual para ser mamá y tampoco mi hija viene con instructivos.
  3. Para ser buena mamá primero tengo que ser buena mujer,  buscar el bienestar personal y así darle a mi hija lo mejor de mí.
  4. Si quiero que mi hija persiga sus sueños, primero tengo que ir por los míos, porque se enseña con el ejemplo.
  5. La maternidad y paternidad son responsabilidades compartidas, papá debe de involucrarse al igual que mamá.
  6. Aprendemos sobre la marcha a ser padres y ellos a ser hijos, es adaptación. Habrá momentos buenos y otros más difíciles, pero es parte del crecimiento y de la gran aventura.
  7. Para poder combinar la maternidad con otras actividades, hay que ingeniárselas.
  8. Para poder lograr balance en la vida, se necesita  de ayuda de las demás personas, yo les llamo ángeles en la tierra. 
  9. Por más esfuerzo, buena disposición y amor que le ponga al educar a mi hija, sólo el tiempo me dirá si lo estoy haciendo bien,
  10. La mayor responsabilidad de ser mamá es cuidar de mi hija en todos los sentidos; físico, mental, espiritual y emocional. El gran reto es guiarla para que ella descubra su verdadera misión en la vida y después apoyarla, porque mi mayor deseo como mamá no es tener una hija perfecta, sino una hija feliz. 

My Wish- Rascal Flatts

 IMG_4686

Inspírate Mujer

Mi dignidad, por nada me la quito!

20130908-004531.jpg

Alguna vez has visto como alguien se quita su dignidad? Sí, quitársela como si fuera un par de zapatos al llegar a casa, después de un día muy pesado; yo si he visto!. Desafortunadamente, hay muchas personas que a diario tratan de arrebatarle la dignidad a los demás, lo grave de esto, es que hay personas que se la quitan y no sólo al llegar a casa, si no que muchas veces lo hacen en su trabajo, con su pareja con su familia, con su jefe, con sus compañeros y con quien sea, en cualquier lugar.

¿Tu dignidad como anda?¿ Has estado en alguna situación donde la pongas en riesgo?, creo que todas hemos estado. A lo largo de nuestra vida, encontramos personas que por su tipo de personalidad, por intereses personales o simplemente por que así lo desean, constantemente intentar “pisotear” la dignidad de los demás, pero, ¿ estás dispuesta a permitirlo? vamos a ver:

1.- ¿Has renunciado a tus principios por quedar bien con alguien?

2.- ¿Has dejado de ser tu misma por miedo a perder a alguien?

3.- ¿Has hecho algo indebido por miedo a perder tu trabajo?

4.- ¿Has dejado de lado tus valores con tal de conseguir un objetivo?

5.- ¿Has estado dispuesta a sufrir y soportar el maltrato que sea, con tal de que la persona que amas no te deje?

Si contestaste Sí a 1 ó más de estas preguntas, te tengo una mala noticia; te has quitado tu dignidad, lo has permitido ¿Por qué digo has permitido? porque depende de ti si la llevas o no contigo en cada momento y en cada lugar, depende de ti que los demás te respeten como persona, depende de ti el trato que vas a tolerar que te den, eres un ser humano y si no te respetan, simplemente no vale la pena que estén en tu vida.

20130908-004052.jpg

“Los zapatos me los quito para descansar, la dignidad no me la quito ni para dormir”.

Tu dignidad no es un par de zapatos que te pones y te quitas según tus necesidades y tus gustos, es un valor y más que un valor es una condición; una actitud hacia uno mismo y hacía los demás. Según esta definición que encontré, la Dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto, es decir que todos merecemos respeto sin importar cómo seamos. Al reconocer y tolerar las diferencias de cada persona, para que ésta se sienta digna y libre, se afirma la virtud y la propia dignidad del individuo, fundamentado en el respeto a cualquier otro ser. La dignidad es el resultado del buen equilibrio emocional. ¿Qué tal?

Entonces, volviendo a los zapatos,  si me dieran a escoger, una colección de 3 de los mejores diseñadores de calzado del mundo;Christian Lobutin, Manolo Blanhik y Jimmy Choo o mi Dignidad, sin pensarlo ni dudarlo me quedo con mi Dignidad y déjame decirte que amo los zapatos, pero la realidad es que mi Dignidad no tiene precio y no me la quito! Espero que la tuya tampoco.

Dejo estas 5 razones de por qué mi dignidad no me la quito,  a tu consideración:

20130909-233844.jpg

1. Mi Dignidad no me la quito porque… Por que me respeto lo suficiente, respeto a los demás y sé que merezco respeto, además es lo que me mantiene firme ante las adversidades.

2. Mi Dignidad no me la quito porque… Me ayuda a definir si algo en mi vida no me gusta, no me hace crecer, o no me hace feliz.

4. Mi Dignidad no me la quito porque… Mis valores, mis principios y mi identidad no la sacrifico por nada ni por nadie.

5. Mi Dignidad no me la quito porque… Quien me ame, me aprecie o me respete, no necesita que la sacrifique.

20130909-235104.jpg

Inspírate Mujer

Mujer Líder… de mi misma!

la foto-19

En la era del conocimiento, dónde tenemos la información al alcance de un click y contamos con las herramientas tecnológicas y económicas para conocer y hacer lo que antes era impensable, (al menos en la cultura occidental), las mujeres podemos presumir que en gran parte ya brincamos las barreras sexistas impuestas por la cultura. Falta mucho por hacer, pero no podemos negar que hoy en día es mucho más fácil de lo que fue para nuestras madres, abuelas y bisabuelas.

Gracias a mujeres valientes que lucharon durante muchos años para poder tener acceso a nuevas oportunidades y realizar actividades diferentes a los roles impuestos por la sociedad, la mujer se encuentra integrada en papeles de liderazgo que habitualmente eran desempeñados por hombres. Así que hoy, tenemos acceso a trabajo, escuela, dinero, viajes, fama, independencia y demás gracias a ellas.

¿Qué nos motiva?, cada una de nosotras tenemos nuestro propio motor, nuestra inspiración y razón de ser y de hacer algo por mejorar nuestro entorno, la tarea es descubrirlo. Pero sin duda, la mayoría de nosotras, necesitamos sentirnos acogidas en un lugar que nos brinde oportunidades para desarrollarnos en varios aspectos; profesional, físico, emocional, mental, social y económico. La búsqueda y construcción de ese mágico lugar, requiere de Liderazgo.

Para mí, ¿que características tiene una mujer líder?:

la foto (4)

  1. Buen grado de empatía.
  2. Escucha las necesidades y problemas de los demás.
  3. Actitud positiva y resolutiva. Hace que las cosas sucedan.
  4. Un alto grado de adaptación a los distintos rangos sociales para poder dar cabida a las necesidades de quienes la rodean y a quienes desea ayudar.
  5. Apego a los más desfavorecidos y compromiso con las causas sociales.
  6. Sabe adaptarse a los cambios diarios que tienen nuestra sociedad para poder dar solución a los problemas que van surgiendo.
  7. La apariencia es muy importante, pero su mejor arma es su actitud ante la vida.
  8. Buena comunicación con sus seguidores y relación de respeto con quienes la rodean, incluyendo a quienes se pueden considerar sus adversarios.
  9. Defiende la integridad y lucha por sus ideales.
  10. Sabe transmitir esperanza y seguridad, es INSPIRACION.

¿Para qué ser líder? Para tener cierto grado de influencia en las decisiones que impacten tu entorno, tal vez ocupar un cargo en la política, en tu comunidad, la empresa en la que trabajas, ser influencia positiva en tus amigas, tu familia, tu casa. Tu labor es que los pequeños o grandes planes realmente sucedan y así crear un entorno en armonía con los que te rodean, pero sobre todo ser inspiración para los demás.

¿Cómo empiezo? Por ser líder de ti misma, ya después lo demás llegará.

Cierro con este decálogo, es lo que para mi significa empezar por “ser Líder de mí misma”, lo dejo a tu consideración:

la foto (3)

  1. Soy Líder de mi misma, porque… Mis valores son mi fuerza para salir adelante y mi actitud positiva y resolutiva es capaz de cambiar mi entorno.
  2. Soy Líder de mi misma, porque… Soy honesta y admiro la honestidad en los demás.
  3. Soy Líder de mi misma, porque… Mi opinión vale y a mi no me vale!.
  4. Soy Líder de mi misma, porque… Me interesa mi futuro y hago algo por encontrar mi bienestar.
  5. Soy Líder de mi misma, porque… Se que y quien me conviene.
  6. Soy Líder de mi misma, porque… Soy perseverante y trabajo constantemente por crecer.
  7. Soy Líder de mi misma, porque… Trato de cultivarme todos los días, física, mental y espiritualmente, el aprendizaje es ilimitado y debe de ser constante.
  8. Soy Líder de mi misma, porque… Soy mi propio punto de referencia y no me desgasto comparándome con las demás, se que hay mejores y peores pero nadie como yo.
  9. Soy Líder de mi misma, porque… Tengo el poder de decidir sobre mí y acepto que voy a cometer errores, los cuales llamo ” lecciones aprendidas”
  10. Soy Líder de mi misma, porque… ya empecé a aprender a GOBERNARME a MI!.  la foto-15
Inspírate Mujer, Vida

Hello world!

Iniciar un nuevo proyecto es todo un reto, para que realmente valga la pena debe de surgir de una ilusión, para mejorarlo requiere de una gran imaginación y para concluirlo requiere de mucha pasión..

La pasión es un sentimiento que motiva, que empuja a tomar acción, es energía, vitamina y el ingrediente que le da sazón a la vida de cualquier ser humano. A lo largo de los años, me he dado cuenta de lo suertuda que soy por tener la oportunidad de sentir, amar, equivocarme, aprender, sufrir, gozar, llorar, reír, enojarme, de poder gritar, agotarme, cansarme y desesperarme pero aun así querer seguir, sobre todo, lo suertuda que soy de VIVIR… Pero aun no se que es lo que tengo que hacer para que el momento que termine de realmente vivir mi proyecto de vida, es decir, cuando deje este mundo (espero que falten muchos años por que tengo muchísimos planes), cuando ese momento llegue, todo haya valido la pena y no haya cosa alguna que quiera cambiar. Muchas veces creo que lo importante es vivir al día, como si fuera el último, pero algo también me dice, que para que nuestro paso en esta vida cuente, hay que dar algo más, un extra cada día; viviendo como si fuera el ultimo día, pero planeando como si fuera vivir hasta los 100 años y no precisamente en soledad. Eso, requiere de mucha Pasión!. Quienes han dejado huella en este mundo, han sido personas con mucha pasión.

Dentro de mis proyectos, está planeado documentar los proceso, etapas y experiencias que vaya viviendo, mucho de lo que me apasiona, lo que pienso, lo que creo, lo quiero plasmar y compartir. Por que gracias a tantísimas personas que he leído, escuchado y observado, he podido ser mejor persona y eso lo agradezco de todo corazón, así que si este espacio me puede servir para compartir y puede ayudar aunque sea a una persona, bueno, pues ya valió la pena. Así que por aquí estaré, esperando poder compartir temas que me apasionan y por supuesto una que otra experiencia o aventura que pase por ahí. Siempre dispuesta a encontrar la chispa que se requiere y soñando con algún día ser todo una experta en esto…

Empezamos..