Vida

El reto 2016

IMG_0644

¡Se nos fue enero!. No se si es mi imaginación, pero cada año que pasa, cada mes, cada día siento que se va en un abrir y cerrar de ojos, dejando solo recuerdos, experiencias y aprendizajes. Se fue el primer mes del año.

Para mi siempre ha sido enero el mes de la planeación,  donde plasmo mis propósitos de año nuevo, donde empiezo con todas las ganas del mundo a modificar mis hábitos y hacer muchas reflexiones. Muchos los puedo cumplir, pero te soy sincera en otros me quedo a la mitad del camino y en algunos casos ni siquiera los empiezo, ¿te pasa lo mismo?.

IMG_0440ºº

¿Por qué reto 2016?. Un propósito es la intención o el ánimo de hacer o dejar de hacer algo, mientras que reto es es una invitación al duelo, una provocación o un desafío, es decir,  algo mucho más atractivo, más emocionante y por lo tanto más probable de  cumplirse.

Este año, no hice mi típica lista de propósitos, ahora hice mi lista de retos, porque me he dado cuenta que a veces la vida nos envuelve en las ocupaciones diarias y dejamos de lado lo más importante. El gran reto es diferenciar las prioridades de las banalidades, para en base a ello tomar las decisiones, no dejar priorizar lo superficial, dejando de lado lo verdadero importante de la vida. Te comparto mi reto y espero hagas el tuyo.

IMG_0645

1.- El reto no es visitar más a mi familia: El reto es estar presente, compartir momentos de calidad, crear memorias y aceptar y estar consciente que es la familia el pilar que siempre va a sostenernos como sociedad, por lo tanto hay que cuidarla.

2.- El reto no es adelgazar: El reto es cuidar de mi cuerpo, alimentarlo, nutrirlo y ejercitarlo, teniendo siempre presente que es lo que me sostiene, es lo que me mueve y me permite vivir y realizarme día a día. Estar consciente que los años no perdonan y si no hay buen mantenimiento se deteriora, es valorar que yo soy la única responsable de cuidar de mi.

3.- El reto no es gastar menos: El reto es tener la capacidad de administrar los recursos con los que cuento y estar consciente que son la herramienta para cumplir mis metas, para vivir día a día. Es saber diferenciar que el dinero no es el fin sino el medio para lograr muchos de mis sueños, así que el reto es mantener una actitud y mentalidad de abundancia y prosperidad, tener la capacidad y voluntad de agradecer, compartir, prever e incrementar lo que ya poseo.

4.- El reto no es tener un mejor trabajo: El reto es agradecer por mi trabajo, y  desarrollar mi máximo potencial, dar lo mejor de mi para mejorar mi entorno, es poder desenvolverme en un lugar donde esté consciente que estoy contribuyendo a lograr y cumplir con lo que vine a hacer en este mundo, mi verdadera misión.

5.- El reto no es viajar mucho: El reto es disfrutar los paisajes de enfrente, los lugares a los que de momento pueda tener acceso, por más lujoso o austero que esté un lugar, el reto es encotrale su encanto.

6.- El reto no es buscar nuevas formas de divertirme. El reto es recordar y encontrar que es lo que realmente disfruto y darme el tiempo para  hacerlo.

7.- El reto no es usar más las redes sociales: El reto es valorar mis redes sociales, no solo virtuales si no también presenciales, es decir, dedicarles tiempo de calidad, haciendo uso de la tecnología para no perder contacto y estar  presente con quienes  realmente me necesitan. Es crear memorias y valorar la presencia de quienes están en mi vida, y agradecer por lo que dejaron a quienes se van. 

8.- El reto no es ir más a la iglesia. El reto es estar cerca de Dios en todo momento, tenerlo conmigo siempre, confiar, soltarle y entregarme a él. El verdadero reto, no es pedirle más, es agradecerle por lo que tengo, por las experiencias, los logros, errores  y por todos los momentos  y circunstancias que me han formado y convertido en la mujer que soy.

9.- El reto no es soñar con un mundo mejor: El reto es hacer mi mundo mejor, no es querer que las cosas sucedan, sino hacer que las cosas sucedan. Es dar lo mejor de mi donde quiera que esté, en cada palabra, en cada escrito, en cada acción. 

10.- El reto no es ser la mejor esposa, la mejor madre, la mejor hermana, la mejor amiga: El reto es imitar lo mejor de mi esposo y también hacer  lo que me gustaría que mi esposo hiciera, aun así respetando su individualidad y aceptándolo como es.  El reto es ser la mujer que me gustaría que mi hija fuera y aun así dejar que ella viva su propia vida. El reto es, comportarme con mi madre como quiero que se comporte mi hija conmigo,  ser con mis hermanas como quiero que sean conmigo, ser la amiga que quiero que mis amigas sean, el reto es ser la mujer que aspiro ser.

Ya se fue enero, ¿Cuál es tu reto?.

IMG_0634.jpg

 

IMG_0635