Inspírate Mujer

Mi dignidad, por nada me la quito!

20130908-004531.jpg

Alguna vez has visto como alguien se quita su dignidad? Sí, quitársela como si fuera un par de zapatos al llegar a casa, después de un día muy pesado; yo si he visto!. Desafortunadamente, hay muchas personas que a diario tratan de arrebatarle la dignidad a los demás, lo grave de esto, es que hay personas que se la quitan y no sólo al llegar a casa, si no que muchas veces lo hacen en su trabajo, con su pareja con su familia, con su jefe, con sus compañeros y con quien sea, en cualquier lugar.

¿Tu dignidad como anda?¿ Has estado en alguna situación donde la pongas en riesgo?, creo que todas hemos estado. A lo largo de nuestra vida, encontramos personas que por su tipo de personalidad, por intereses personales o simplemente por que así lo desean, constantemente intentar “pisotear” la dignidad de los demás, pero, ¿ estás dispuesta a permitirlo? vamos a ver:

1.- ¿Has renunciado a tus principios por quedar bien con alguien?

2.- ¿Has dejado de ser tu misma por miedo a perder a alguien?

3.- ¿Has hecho algo indebido por miedo a perder tu trabajo?

4.- ¿Has dejado de lado tus valores con tal de conseguir un objetivo?

5.- ¿Has estado dispuesta a sufrir y soportar el maltrato que sea, con tal de que la persona que amas no te deje?

Si contestaste Sí a 1 ó más de estas preguntas, te tengo una mala noticia; te has quitado tu dignidad, lo has permitido ¿Por qué digo has permitido? porque depende de ti si la llevas o no contigo en cada momento y en cada lugar, depende de ti que los demás te respeten como persona, depende de ti el trato que vas a tolerar que te den, eres un ser humano y si no te respetan, simplemente no vale la pena que estén en tu vida.

20130908-004052.jpg

“Los zapatos me los quito para descansar, la dignidad no me la quito ni para dormir”.

Tu dignidad no es un par de zapatos que te pones y te quitas según tus necesidades y tus gustos, es un valor y más que un valor es una condición; una actitud hacia uno mismo y hacía los demás. Según esta definición que encontré, la Dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto, es decir que todos merecemos respeto sin importar cómo seamos. Al reconocer y tolerar las diferencias de cada persona, para que ésta se sienta digna y libre, se afirma la virtud y la propia dignidad del individuo, fundamentado en el respeto a cualquier otro ser. La dignidad es el resultado del buen equilibrio emocional. ¿Qué tal?

Entonces, volviendo a los zapatos,  si me dieran a escoger, una colección de 3 de los mejores diseñadores de calzado del mundo;Christian Lobutin, Manolo Blanhik y Jimmy Choo o mi Dignidad, sin pensarlo ni dudarlo me quedo con mi Dignidad y déjame decirte que amo los zapatos, pero la realidad es que mi Dignidad no tiene precio y no me la quito! Espero que la tuya tampoco.

Dejo estas 5 razones de por qué mi dignidad no me la quito,  a tu consideración:

20130909-233844.jpg

1. Mi Dignidad no me la quito porque… Por que me respeto lo suficiente, respeto a los demás y sé que merezco respeto, además es lo que me mantiene firme ante las adversidades.

2. Mi Dignidad no me la quito porque… Me ayuda a definir si algo en mi vida no me gusta, no me hace crecer, o no me hace feliz.

4. Mi Dignidad no me la quito porque… Mis valores, mis principios y mi identidad no la sacrifico por nada ni por nadie.

5. Mi Dignidad no me la quito porque… Quien me ame, me aprecie o me respete, no necesita que la sacrifique.

20130909-235104.jpg

Inspírate Mujer

Mujer Líder… de mi misma!

la foto-19

En la era del conocimiento, dónde tenemos la información al alcance de un click y contamos con las herramientas tecnológicas y económicas para conocer y hacer lo que antes era impensable, (al menos en la cultura occidental), las mujeres podemos presumir que en gran parte ya brincamos las barreras sexistas impuestas por la cultura. Falta mucho por hacer, pero no podemos negar que hoy en día es mucho más fácil de lo que fue para nuestras madres, abuelas y bisabuelas.

Gracias a mujeres valientes que lucharon durante muchos años para poder tener acceso a nuevas oportunidades y realizar actividades diferentes a los roles impuestos por la sociedad, la mujer se encuentra integrada en papeles de liderazgo que habitualmente eran desempeñados por hombres. Así que hoy, tenemos acceso a trabajo, escuela, dinero, viajes, fama, independencia y demás gracias a ellas.

¿Qué nos motiva?, cada una de nosotras tenemos nuestro propio motor, nuestra inspiración y razón de ser y de hacer algo por mejorar nuestro entorno, la tarea es descubrirlo. Pero sin duda, la mayoría de nosotras, necesitamos sentirnos acogidas en un lugar que nos brinde oportunidades para desarrollarnos en varios aspectos; profesional, físico, emocional, mental, social y económico. La búsqueda y construcción de ese mágico lugar, requiere de Liderazgo.

Para mí, ¿que características tiene una mujer líder?:

la foto (4)

  1. Buen grado de empatía.
  2. Escucha las necesidades y problemas de los demás.
  3. Actitud positiva y resolutiva. Hace que las cosas sucedan.
  4. Un alto grado de adaptación a los distintos rangos sociales para poder dar cabida a las necesidades de quienes la rodean y a quienes desea ayudar.
  5. Apego a los más desfavorecidos y compromiso con las causas sociales.
  6. Sabe adaptarse a los cambios diarios que tienen nuestra sociedad para poder dar solución a los problemas que van surgiendo.
  7. La apariencia es muy importante, pero su mejor arma es su actitud ante la vida.
  8. Buena comunicación con sus seguidores y relación de respeto con quienes la rodean, incluyendo a quienes se pueden considerar sus adversarios.
  9. Defiende la integridad y lucha por sus ideales.
  10. Sabe transmitir esperanza y seguridad, es INSPIRACION.

¿Para qué ser líder? Para tener cierto grado de influencia en las decisiones que impacten tu entorno, tal vez ocupar un cargo en la política, en tu comunidad, la empresa en la que trabajas, ser influencia positiva en tus amigas, tu familia, tu casa. Tu labor es que los pequeños o grandes planes realmente sucedan y así crear un entorno en armonía con los que te rodean, pero sobre todo ser inspiración para los demás.

¿Cómo empiezo? Por ser líder de ti misma, ya después lo demás llegará.

Cierro con este decálogo, es lo que para mi significa empezar por “ser Líder de mí misma”, lo dejo a tu consideración:

la foto (3)

  1. Soy Líder de mi misma, porque… Mis valores son mi fuerza para salir adelante y mi actitud positiva y resolutiva es capaz de cambiar mi entorno.
  2. Soy Líder de mi misma, porque… Soy honesta y admiro la honestidad en los demás.
  3. Soy Líder de mi misma, porque… Mi opinión vale y a mi no me vale!.
  4. Soy Líder de mi misma, porque… Me interesa mi futuro y hago algo por encontrar mi bienestar.
  5. Soy Líder de mi misma, porque… Se que y quien me conviene.
  6. Soy Líder de mi misma, porque… Soy perseverante y trabajo constantemente por crecer.
  7. Soy Líder de mi misma, porque… Trato de cultivarme todos los días, física, mental y espiritualmente, el aprendizaje es ilimitado y debe de ser constante.
  8. Soy Líder de mi misma, porque… Soy mi propio punto de referencia y no me desgasto comparándome con las demás, se que hay mejores y peores pero nadie como yo.
  9. Soy Líder de mi misma, porque… Tengo el poder de decidir sobre mí y acepto que voy a cometer errores, los cuales llamo ” lecciones aprendidas”
  10. Soy Líder de mi misma, porque… ya empecé a aprender a GOBERNARME a MI!.  la foto-15